como ganar la loteria

Oración De Liberación Para Situaciones Difíciles

 
Realizar esta poderosa oración 7 veces al día.


Con la sangre de Jesús, sellamos el nuestro cuerpo, el alma, la mente, el espíritu de todos nosotros, con la sangre de Cristo sellamos el piso, el techo las puertas, las ventanas de este lugar, con la sangre de Jesús, sellamos el aire que respiramos y el sonido que escuchamos. Declaramos que, si aquí hay un brujo, un satánico o una persona mala se va a convertir, se va a entregar a nuestro señor Jesucristo y a la Santísima Virgen María.  Y si no quiere cambiar las maldiciones que ellos nos traen se les devuelva a ellos mismos, y las enfermedades y los demonios mismos     porque este es un lugar santo dedicado a Jesús y a la Virgen Santísima, pedimos a la Virgen María que aplaste la cabeza del diablo, que aplaste a Satanás, que aplaste a los demonios, que la Virgen santísima nos ayude, pedimos que San Miguel venga a luchar por nosotros y que se lleve a los demonios y al mismo diablo. Que San Rafael, que San Gabriel, que todos los ángeles y santos de Dios rueguen por nosotros. Nos unimos al poder de todas las misas que se están celebrando en este momento. Amén. (Ahora, ponga la mano en su corazón y abra los labios y comencemos a alabar a Dios y diga estas palabras) Gloriosísimo príncipe de los ejércitos celestiales, San Miguelarcángel defiéndenos en el combate contra los principados y las potestades, contra los caudillos de estas tinieblas del mundo, contra los espíritus malignos esparcidos en los aires. Ven, en auxilio de los hombres que Dios hizo a su imagen y semejanza y rescató a gran precio de la tiranía del demonio, a ti San Miguel venera la iglesia cómo su guardián y patrono, a ti confío el señor las almas redimidas, para colocarlas en el sitio de la suprema felicidad, ruega pues al Dios de la paz que aplaste al demonio bajo nuestros pies, ahora, quitándoles todo poder para retener cautivo a los hombres y que no haga más daño a los hombres. Pon San Miguel nuestras oraciones bajo la mirada del Altísimo a fin de que descienda sobre nosotros cuánto antes, la misericordia del señor y sujeta al dragón, aquella antigua serpiente que es el diablo y Satanás, para precipitarlo encadenado a los abismos, de manera que no pueda nunca más seducir a las naciones.  En el nombre de  Jesucristo, Dios y señor nuestro mediante la intersección de la Inmaculada Virgen María, madre de Dios, de San Miguel arcángel y los santos apóstoles Pedro y Pablo y de todos los santos y apoyado en la sagrada autoridad del ministerio sacerdotal de la iglesia católica procedemos con ánimo seguro a rechazar los asaltos que la astucia del demonio mueve en contra de nosotros. Levántate, Dios, y sean disipados sus enemigos, y huyan de su presencia los que le aborrecen, desaparezcan como el humo se derrita la cera al calor del fuego, así perezcan los pecadores a la vista de Dios. Si hay un demonio, si hay un brujo, si hay un satánico se convierta o perezca y se derrita como la cera ante el  fuego, ahora, he aquí la cruz del señor, huid poderes enemigos, venció el león de la tribu de Judá a el hijo de David, que tú misericordia señor venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti. Os exorcizamos, espíritu de impureza, poderes satánicos, ataques del enemigo, legiones, reuniones secretas diabólicas, reunión de brujos, de  brujas, aquelarres. En el nombre y por virtud de nuestro señor Jesucristo, os arrancamos y expulsamos de la iglesia de Dios, de las almas creadas a la imagen de Dios y rescatadas por la preciosa sangre del cordero divino, no oses más pérfida serpiente engañar al género humano   ni perseguir a la iglesia de Dios, ni sacudir y pasar por la criba como el trigo a  los elegidos de Dios. Te lo manda, Dios Altísimo +, a quién por tú gran soberbia, aún pretendes asemejarte y cuya voluntad de Dios es que todos los hombres se salven y vengan al conocimiento de la verdad. Te lo manda Dios Padre +, te lo manda Dios hijo +, te lo manda Dios Espíritu Santo +, te lo manda Cristo +, verbo eterno de Dios hecho carne que, para salvar nuestra raza perdida por la envidia, se humillo y fue obediente hasta la muerte, que ha edificado su iglesia sobre firme piedra, prometiendo que las puertas del infierno no prevalecerán jamás contra ellas y que permanecería con ella todos los días, hasta la consumación de los siglos. Te lo manda la santa señal de la Cruz y la virtud de los misterios de la fe cristiana, te lo manda el poder de la excelsa madre de Dios la Virgen María desde que en el primer instante de su concepción aplasto tú muy orgullosa cabeza, por virtud de su humildad. Te lo manda la fe de los santos apóstoles Pedro y Pablo, te lo manda la sangre de los mártires, la piadosa intercesión de todos los santos y santas, así pues, Dragón maldito os conjuramos, por Dios vivo, por Dios santo, por Dios verdadero, por Dios que tanto amo al mundo que llego hasta darle a su unigénito a fin de que todos los que creen en el no padezcan, sino que tengan vida eterna, cesad, de perjudicar a la iglesia y de poner trabas a su libertad. Huye de aquí Satanás, inventor y maestro de todo engaño, enemigo de la fe, retrocede delante de Cristo, en quien nada has encontrado que se asemeje a tus obras, retrocede ante la iglesia  una santa, católica y apostólica, que Cristo mismo compró con su sangre. Humíllate bajo la poderosa mano de Dios, tiembla y desaparece bajo la invocación hecha por nosotros del Santo y terrible nombre de Jesús, ante el cual se estremecen los infiernos, a quién están sometidas las virtudes de los cielos, las potestades, las denominaciones, los querubines y serafines, y que alaban sin cesar en su canto diciendo; santo, Santo, Santo es el Señor, Dios de los ejércitos llenos están el cielo y la tierra de tu gloria, hosana  en el cielo. Dios del cielo, Dios de la tierra, Dios de los ángeles, Dios de los arcángeles, Dios de los profetas, Dios de los patriarcas, Dios de los apóstoles, Dios de los mártires, Dios de los confesores, Dios de las vírgenes, dios que tiene el poder de dar vida después de muerte, descanso después del trabajo, porque no hay otro Dios delante de ti, ni puede haber otro, sino tú mismo creador de todo lo visible e invisible, cuyo reino no tendrá fin. Humildemente suplicamos a la majestad de tú gloria se digne librarnos eficazmente y guardarnos sanos de todo poder, lazo, mentira y maldad de los espíritus infernales. Por Jesucristo, nuestro señor. Alabemos al Señor, alabemos a Jesús, donde está Dios el diablo no puede estar. Cuando el pueblo alaba hay sanación, hay liberación, alabe a Dios, alabe a Dios, cierre sus ojos y concéntrate en Dios, no mire al hombre sino solamente a Jesus, a la Virgen Santísima, en el nombre de Jesucristo, por el poder de Jesús eucaristía, por la intercesión de la Virgen, en estos momentos rompemos, destruimos, aniquilamos y cancelamos, brujerías, maleficios, pactos satánicos ,conjuros, hechizos, beneficios, magia blanca, magia negra, espiritismo ,vudú brujería hecha con muñecos, con  alfileres, con animales como gatos, culebras, perros, , sapos, ratones o cualquier animal, en el nombre de Jesús destruimos, aniquilamos y cancelamos los bebedizos y hechizos, si alguien tiene una brujería en su estómago, que se lo dieron a través de una comida, a través  de una bebida lo va a arrojar, lo va a expulsar, ahora sale, ahora sale, ahora por el poder de Jesus, ahora recibe liberación, ahora recibe liberación, ahora recibe liberación, ahora, le ordenamos a los brujos que le están haciendo maldades a los presentes dejen de hacerle daño a los hijos de Dios, o sino se les va a devolver, todo lo malo a los brujos, se les vá a devolver, por el poder de Jesús Eucarística, ahora, ahora. Virgen Santísima, Madre intercesora, tú que aplastaste la culebra del diablo, por tu intercesión ahora se ha atado se ha pisoteado el mismo demonio por la Virgen María, nuestra madre celestial, aplaudamos y alabamos al señor, fuerte, aplaudiendo y alabando, aplaudiendo y alabando, aplaudiendo y alabando, aplaudiendo y alabando, alabado sea el nombre del señor, bendito sea el nombre de Jesus. Ahora hermano extiende la mano al Santísimo y diga señor Jesús, te doy gracias porque me has liberado, me has sanado, en tú nombre precioso Jesús y la intercesión de la Virgen Santísima me declaro libre, sano y bendecido. Amén.


 
su desaparición

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pronósticos De Las Loterías de Colombia

Gane La Lotería Con La Cruceta Del 26 De Febrero De 2024

Números Para jugar La Loterías Astro Sol Y Luna Y El Signo