2018-05-17T23:57:00-05:00

Tercer Chakra “El Plexo Solar” Irradia Tu Poder En El Mundo

El Chakra Manipura, su contra parte en el cuerpo es el Plexo Solar, está situado en el medio del abdomen, detrás del ombligo y abarca un área de influencia alrededor de éste
Este chakra es de unos siete centímetros, está conectado con la vesícula, con el páncreas y, en general, con todo el aparato digestivo, también se conoce como el Centro del Fuego o del Sol.su elemento es el fuego, es el chakra que irradia y distribuye energía a todas las partes del cuerpo; el chakra de las metas y los logros, la sabiduría el que se ocupa de energía, bienestar  y la vitalidad. Su color asociado es el amarillo y en el amarillo dorado se encuentran sus frecuencias más altas.

Cuál es el símbolo del Chakra, Plexo solar
El símbolo es un círculo con diez pétalos (flor de loto de 10 pétalos) junto con un triángulo apuntando hacia abajo.
El triángulo invertido representa el elemento del fuego y la potencia transformadora de este centro de energía. El fuego convierte la materia en energía que puede usarse para impulsar y avanzar. Los pétalos se asocian con el color azul.
Este chakra tiene su propio mantra (RAM)

Su Mantra.
El mantra utilizado es RAM, a través de los sonidos y vibraciones que produce este mantra cuando lo recitamos, liberamos la energía del Chakra Manipura.
Cuando el Chakra Plexo Solar está bloqueado interfiere en el nivel energético y afecta al estado emocional o físico.
La función principal de este centro de energía es proporcionar un impulso real para avanzar y realizar deseos e intenciones personales en el mundo.
El Chakra Manipūra sólo pueden alcanzar la perfección en conjunción con el sexto Chakra.
Las decisiones que se basan sólo en el Manipūra Chakra, los llamados “sentimientos intestinales”, son intuitivamente correctos, pero pueden ser distorsionadas por emociones fuertes y ser “irracionales”.
El Chakra Plexo Solar se debe tener en equilibrio porque por lo contrario pueden manifestarse sensación de impotencia, problemas psíquicos que pueden producir problemas, digestivos, irritabilidad, irresponsabilidad, mal uso del poder y fracasos en los planes.
Cuando el Chakra del Plexo Solar está equilibrado, se es asertivo, se logran resultados sin esfuerzo.


El tercer chakra es la fuerza que impulsa a actuar y completar las visualizaciones y metas en la vida. Se relaciona con el poder y el control, pero también con la libertad, la confianza y la facilidad de ser uno mismo
Las principales piedras asociadas a este Chakra son: el topacio amarillo, la labradorita amarilla dorada y las piedras de ojo de tigre.

¿Cómo equilibrar el chakra Manipūra o plexo solar?

Las posiciones son importantes, una posición es sentarte sobre los talones con la espalda recta pero relajado(a). Juntar las manos, palma con palma frente al estómago, y cruzar los dedos pulgares manteniendo los demás dedos rectos. Cerrar los ojos y silenciosamente repetir el mantra “RAM” visualizar el tercer chakra por encima del ombligo de un color dorado intenso. Mantener esta posición los minutos que desees.
Las posturas de Yoga, o “Asanas, el estiramiento y el fortalecimiento ayudan a la salud física, cuando se utilizan junto con Pranayama, ayudan a traer nueva vida (a través del oxígeno) y a través del equilibrio de los Chakras en el Yoga. La respiración adecuada ayuda a saturar el cuerpo con oxígeno, lo que facilita el buen flujo de energía. Controlar la respiración ayuda a la mente a concentrarse, al cuerpo a adquirir y mantener el equilibrio y al sistema de Chakras a abrir y a funcionar de la manera correcta.
Cualquier postura del yoga que aporte, debido al movimiento realizado, calor en la zona del Tercer Chakra es buena para estimularlo ya que puede volverse perezoso si esta área no se trabaja.
Es necesario trabajar esta zona, aportando el calor necesario para que este Chakra se libere.
Los sonidos también son importantes para liberar los chakras y los colores.

Libre sus chakras para obtener calidad de vida física, emocional y bienestar económico, suerte para todo lo proyectado en la vida. 
su desaparición