como ganarse la loteriaLIBROSPRONÓSTICOSMETODOSDESCARGASCONTACTO
como ganarse la loteria
Búsqueda personalizada
El Artha, Creencia Hindú Para Conseguir Riqueza 2016-05-29T10:02:00-05:00

El Artha, Creencia Hindú Para Conseguir Riqueza



LOS 4 OBJETIVOS DE LA VIDA

El hinduismo es la religión de la India, sus tradiciones, creencias y prácticas  se pueden resumir en cuatro partes principales. Artha, Dharma, Kama y Moksha encarnan los objetivos y el significado de la vida humana en el hinduismo.

Artha
Significa riqueza y la búsqueda de la misma a través de medios legales.  El hinduismo reconoce la necesidad de la riqueza con el fin de llevar a cabo un dharma.
Para los hindúes se debe obtener riqueza para compartir y ayuda otros, no para beneficio personal o satisfacción.
 Artha es considerado el segundo objetivo más importante en la vida de uno, detrás de dharma.
Artha, representa todas las formas de seguridad en la vida y es una de las dos búsquedas que los seres humanos comparten con otros seres vivos. Todo ser vivo busca la seguridad en una forma apropiada se busca el anhelo de la seguridad en la forma de riqueza, poder, influencia y fama.

En la actualidad los seres nos dedicamos a buscar la riqueza ojalá en una forma más rápida y efectiva y esa riqueza la buscamos en los juegos de azar, convirtiendo estos juegos de la lotería en una forma más en la vida de lograr los objetivos de riqueza, prosperidad y fortuna.

Dharma, es el código de la forma en que cada persona debe vivir el día a día. El dharma de una persona cambia en función de su estado y edad. Los niveles de dharma son 3, uno con el mundo espiritual y el universo, una con la sociedad inmediatamente alrededor de un individuo y otro con uno mismo. El hinduismo sugiere que sólo a través de la lectura de los textos sagrados se puede entender el propio dharma.
Las normas existen para controlar las diversas acciones ya que todo ser humano tiene la facultad de elegir. 
Las metas elegidas han de ser permisibles, y los medios para conseguir las metas también han de adecuarse a ciertos valores. La ética es conocida como este conjunto especial de valores que controlan la elección individual de las acciones.  Las normas éticas que precisan los medios correctos e incorrectos para conseguir la seguridad y el placer están basadas en el sentido común. La ética religiosa confirma el sentido común y añade algunos principios más.
Para el dharma, la acción humana tiene un resultado desconocido y no visible, así como un resultado tangible e inmediato. El resultado no visible o desconocido de la acción se acumula bajo la cuenta del hacedor de la acción en forma sutil y, con el tiempo, fructificará, de forma tangible como una experiencia agradable o desagradable. El resultado sutil de una acción apropiada (punya) fructifica como placer. El resultado sutil de una acción impropia (papa) fructifica como dolor.

Dharma ocupa el primer lugar en los purusartha porque el esfuerzo por la seguridad y la búsqueda del placer debe estar gobernado por las normas éticas.
Artha, la búsqueda de la seguridad, ocupa el segundo, el deseo de vivir es el principal deseo de todos. pero la sola supervivencia no es suficiente para el ser humano ya que este busca la felicidad y los placeres. De este modo, Kama es el tercer purusartha .

Kama
 kama significa deseo, para la mayoría de propósitos, significa deseo sexual.
El hinduismo considera kama como un gran libertador o un gran obstáculo en nuestro camino hacia moksha. En el hinduismo, la actividad sexual está destinada a ser para la procreación y la perpetuación de una familia y de un orden social, y no para el placer personal. El kama al igual que el artha,  está destinado a ser visto como un medio de ayudar a otro, no a sí mismo.
Kama representa las diferentes formas de placer sensual. Todos los seres vivos buscan lo placentero a través de los órganos de los sentidos de que disponen. La búsqueda de placer en el ser humano es diferente Los deseos instintivos se hacen más complejos por la habilidad de considerar una amplia gama de deseos personales.
Cada persona vive en su propio mundo privado, en su mundo subjetivo de gustos y aversiones.
Los gustos y aversiones dictaminan los placeres que se buscan y los que se evitan o rechazan. Todos los seres humanos se esfuerzan para obtener lo placentero y evitar lo desagradable.

Moksha es la última liberación del deseo y la mayor existencia que un ser humano puede alcanzar. La obtención de moksha se considera la iluminación y la libertad de la ilusión y la necesidad de nada. Los caminos hacia moksha son 4: el conocimiento, la acción, la devoción y la renuncia.
El ultimo purusartha es la meta de la liberación. Moksa está listado el último porque se convierte en una búsqueda directa solamente cuando se han analizado las limitaciones inherentes en los tres primeros objetivos.
Tanto moksa, como dharma son búsquedas que no son compartidas con otros seres vivos. Incluso en los seres humanos, la liberación es un asunto consciente de sólo algunos pocos. Estos pocos reconocen que lo que quieren no es más seguridad o más placer sino la libertad en sí misma, libertad de todos los deseos.
Cuando una persona madura analiza sus experiencias descubre que detrás de sus búsquedas dharmicas de la seguridad y el placer, las cuales son dirigidas por la ética, existe un deseo básico de ser libre de toda insuficiencia, de ser libre de la incompletitud en sí misma, un deseo básico que cualquier cantidad de dharma, artha o kama no pueden satisfacer.                
galogarsa

Recibe Números En Tu Correo, Suscribete¡