como ganarse la loteriaLIBROSPRONÓSTICOSMETODOSDESCARGASCONTACTO
como ganarse la loteria
Búsqueda personalizada
El Poder Del Santo Prepucio 2016-03-28T10:32:00-05:00

El Poder Del Santo Prepucio




Permanecía en la Tierra al igual que la sangre, las uñas y los fluidos corporales  emanados por Nuestro Señor. El Santo Prepucio se convirtió desde entonces en una de las reliquias más preciadas y cotizadas de la cristiandad.
El Santo Prepucio fue cortado a los 8 días de haber nacido el niño Jesús por una anciana que se lo entregó a su hijo sumergido en aceite de nardo, un  comerciante en perfumes, con la orden de que no lo vendiera. Pero el joven desobedeció a su madre; y el Santo Prepucio inició así su intrincado vagar por el mundo.
Según la leyenda Dan Juan Bautista se lo dio a  María Magdalena, la primera en adquirirlo, quien utilizó el aceite para ungir los pies de Cristo.
La primera aparición del prepucio se produjo en un convento francés de Charroux, cuyos monjes declaraban haberlo recibido como regalo del emperador Carlomagno, quien a su vez lo habría obtenido como un regalo de bodas de la emperatriz Irene de Bizancio.
 Los monjes llevaron el sagrado capullo en procesión a Roma cuya devoción dio origen a la Hermandad del Santo Prepucio, encargada de preservar esta reliquia muy venerada por las embarazadas.
En Calcata, pueblo italiano,  el presunto Santo Prepucio era sacado alegremente en procesión.
Hacia fin del siglo XIX, La Sacra Congregación para la defensa de la Fe declaraba que toda persona que hable, escriba o lea sobre el Santo Prepucio será considerada excomulgada
La carne vera sacra, auténtica carne sagrada, o «prepucio», era la punta del pene del niño Jesús, puesto que durante mucho tiempo estuvo prohibido referirse a ella como prepucio, quien fue debidamente sometido a la ley judía
Otra historia curiosa sobre el prepucio de Jesús es la de la monja austriaca, Agnes  Blannbekin, del siglo XIV, que cuando rezaba podía sentir el prepucio de Cristo en su boca. Cuando esto ocurría, su cuerpo ardía “de placer”, escribió en sus memorias, Vida y Revelaciones —obra censurada cuando se publicó en el siglo XVIII—, y se lo tragaba. Y entonces volvía a aparecer en su garganta, y se lo volvía a tragar. Así hasta cien veces; hasta que pudo ver cómo su cuerpo se iluminaba. Como un Gusiluz.
Esta es una de las tantas increíbles creencias del ser humano y a la que se le atribuye un poder especial, la fe mueve montañas y quienes han creído en el poder de este Santo Prepucio se dice han obtenido milagros sorprendentes.              
galogarsa

Recibe Números En Tu Correo, Suscribete¡