como ganarse la loteriaLIBROSPRONÓSTICOSMETODOSDESCARGASCONTACTO
como ganarse la loteria
Búsqueda personalizada
La Esperanza De Pandora 2016-05-27T08:20:00-05:00

La Esperanza De Pandora


LA ESPERANZA DE PANDORA

En la mitología griega Pandora fue la primera mujer, hecha por orden de Zeus como parte de un castigo a Prometeo por revelar a la humanidad el secreto del fuego.

Prometeo robó las semillas de Helios (Sol) a los dioses y  se los entregó a los hombres para que pudieran comer y realizar otras tareas culinarias.

Zeus se enfurece, ordenó la creación de una mujer que fue llenada de virtudes por diferentes dioses. Hefestos la moldeó de arcilla y le dio forma; Atenea le dio su ceñidor y la engalanó. Las Gracias y la Persuasión le dieron collares, las Horas le pusieron una corona de flores y Hermes puso en su pecho mentiras, palabras seductoras y un carácter voluble.

Prometeo advirtió a Epimeteo no aceptar ningún regalo de los dioses, pero Epimeteo no escuchó a su hermano y aceptó a Pandora, se  enamoró de ella y finalmente tomándola como esposa.

En ese tiempo, la humanidad vivía una vida armoniosa en el mundo, pero Pandora abrió el baúl que contenía todos los males, y  liberó todas las desgracias humanas (la envidia, la vejez, la enfermedad, la fatiga, la locura, el vicio, la pasión, la plaga, la tristeza, la pobreza, el crimen, el odio, etc). Pandora cerró la caja justo antes de que LA ESPERANZA saliera y corrió hacia los hombres para decirles que no estaba todo perdido, que aún les quedaba la esperanza.

Otra versión, sin embargo, contaba que la vasija -traída por Pandora como regalo de Zeus- en realidad contenía los bienes. Al abrirla Pandora, escaparon hacia el Olimpo todos, excepto la esperanza.
Así es según este mito, quedó la esperanza en este baúl, para aliviar y tener esa  confianza de lograr mitigar todos los males.

 Esta Esperanza se puede aplicar a todos los jugadores de lotería, que  los males de invertir e invertir sin ganar, ya  los están agobiando. Esta esperanza hay que tenerla pero jugando con objetividad, con seguridad y teniendo en cuenta las probabilidades. Es muy rara la persona que haya invertido mucho dinero y nunca se haya ganado nada, en el tiempo algo o mucho  se ha ganado. El hecho de apostar y apostar es porque siempre se  guarda la esperanza de ganar y siempre hay que mantenerla viva, esa confianza de adquirir lo deseado es la que  incita a jugar para ganar y de seguro en algún momento esa esperanza se convierte en realidad.
                
galogarsa

Recibe Números En Tu Correo, Suscribete¡